Sitios – la cocina

Vamos a ser sinceros: a pesar de lo que nos muestren las películas, la cocina no es el mejor lugar para tener relaciones sexuales: es un lugar bastante público de la vivienda (con lo que pueden pillarnos in-fraganti), suele ser frío y húmedo (cerámica y encimeras), hay multitud de elementos cortantes…

Sexo para parejas - sexo en la cocina

Así que a primera vista la cocina no parece un nido de amor, vale. Pero precisamente por ser un sitio que NO asociamos al sexo resulta que es un lugar que rompe con toda rutina. Y por ello tenemos que aprovecharlo. Cómo? Yo propongo utilizarlo para previos por sorpresa, y luego continuar la relación en otro sitio más apropiado. Esto no implica que no podamos dejarnos llevar y hacerlo hasta el final en la cocina, es sólo que creo que sólo es interesante si estamos muy excitados.

Sexo para cocinas - aprovechando la encimera

Así que estas son las claves que veo:

  • En la cocina solemos estar haciendo algo: cocinando, limpiando, buscando algo de comer… con lo cual es el momento perfecto para iniciar un acercamiento sexual: será sorprendente!;
  • Este acercamiento tiene que ser rotundamente sexual, sin dejar lugar a dudas de nuestras intenciones. Así que nada de besitos o abrazos, hay que meter mano y quitar ropa! (vaya por dios, cómo estoy hoy…);

Sexo para parejas - rotundamente sexual

  • Hay que aprovechar lo que hay por la cocina: ya hemos hablado aquí y aquí de la comida, también del hielo. Las encimeras suelen estar a la altura perfecta para sentar a alguien encima y tener un acceso estupendo a su entrepierna…
  • Fomentar la excitación: Estamos buscando volver loca a nuestra pareja, que se deje llevar por su sexualidad. Para ello iremos directamente a zonas erógenas, apartando bruscamente (bueno, depende de los gustos personales, pero ya me entendéis) la ropa que se interponga;
  • Tener claro el objetivo: Cuando veamos que nuestra pareja da signos claros de excitación (por ejemplo, que gotea humedad… cómo me encanta eso!), le sugerimos ir al sofá, el cuarto, la ducha… y ahí acabamos con el tema.
  • Otra posibilidad, algo más masoquista, es cortar el ataque y decirle que lo dejamos para más tarde. Vamos, subir el erotismo y dejarlo alto durante unas horas, manteniéndolo así con unos besos sexuales, unas caricias bajo la ropa, etc. Así hasta que decidamos terminar. No podemos alargarlo demasiado (2 ó 3 horas a lo sumo), porque la tensión prolongada provoca cierto malestar en los testículos (“blue-balls” en inglés);

Sexo para parejas - uno rapidito

Así que si nos hacemos una composición de lugar la cosa podría ir así: Llegas de trabajar, tu pareja está en la cocina preparando algo y se pone a contarte algo de su trabajo. Tú, sin decir nada y después de asegurarte de que las cortinas están echadas, vas detrás de ella, le bajas sin previo aviso los pantalones, te pones de rodillas y te pones a mordisquerle el culo. Cuando él/ella se calle y pregunte, le dices algo como “sigue contando, que yo sigo por aquí abajo”. Y le echas mano a la entrepierna o los pechos.

Al de un rato, y cuando ves que la cosa está caliente, te pones de pie, haces que se agache hacia delante y le dices algo como “no pares, sigue con la cena”. Y te agachas otra vez y te pones a lamerle la entrepierna desde atrás.

Sexo para parejas - muy unidos

Cuando ya gotee, te pones de pie de nuevo, le das la vuelta y le das un beso que le haga sudar. Y le dices: “te apetece seguir en la cama?”. Y con eso ya tenéis alegrada la tarde! Eso sí, aseguraos de no dejar nada encendido en el fuego…

Published in: on diciembre 11, 2010 at 5:40 pm  Comments (2)  
Tags: , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://sexoparaparejas.wordpress.com/2010/12/11/sitios-la-cocina/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. […] hemos hablado en un post de la cocina como sitio donde tener sexo, con sus ventajas y desventajas. Ahora os vamos a proponer una receta sexual en la que hacer uso de […]

  2. […] hemos hablado en un post de la cocina como sitio donde tener sexo, con sus ventajas y desventajas. Ahora os vamos a proponer una receta sexual en la que hacer uso de […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: