Posturas – thighjob

El thighjob o masturbación con los muslos es una postura sexual orientada a los previos antes de la penetración, en la que el varón encaja el pene entre los muslos de la mujer y hace movimientos de penetración, mientras que ella aprieta las piernas para dar más rozamiento. Fácil y excitante, tiene momentos muy agradables.

Sexo para parejas - thighjob o masturbación con los muslos

El thighjob juega con la cercanía de los sexos, con prolongar el deseo de la penetración teniéndolo extremadamente cerca. Cualquiera de los dos puede pasar a la penetración completa sólo con cambiar la posición del cuerpo o guiar el pene con la mano. Pero se trata de prolongar la relación, de seguir disfrutando con la excitación cuanto podamos.

Por otro lado el thighjob se basa en el rozamiento:

  • Él siente el rozamiento en el pene, y con la presión de los muslos el prepucio se retraerá, dejando el glande al descubierto. El rozamiento directo en el glande puede ser demasiado si la piel de los muslos está seca, y puede llevarnos a heridas en el frenillo (que sangran muchísimo). Así que hay dos opciones:
    • Usar el líquido preseminal: Es decir, excitarnos mucho antes de empezarlo y extender el líquido transparente por la zona de los muslos. También se puede hacer con la lubricación vaginal, si es abundante;
    • Lubricante: En este caso podemos emplear grandes cantidades;
  • Ella siente el pene rozando contra su entrepierna y el perineo. Para aumentar esta sensación:
    • Apretar los muslos: No sólo es bueno para sentir más el pene, sino que al poner a funcionar los músculos de la cara interna del muslo aumenta el flujo sanguíneo y se tiene más excitación;
    • Escoger una postura en la que el pene roce el clítoris: Si tienes al varón delante, intenta girar la cadera hacia delante. Si le tienes detrás, aprétale el glande con la mano contra el clítoris;
    • Separar los labios vulvares, con lo que el rozamiento es en una zona mucho más sensible;
    • Escoger en una postura “más atrás”, con lo que se roza contra el perineo cercano al ano, y las nalgas empiezan a sentirlo: Esto es aplicable si tenemos al hombre detrás.

Sexo para parejas - thighjob en hentai

Las formas más normales de aplicar esta postura son: de pie (dependiendo de la diferencia de alturas podemos necesitar algún escalón) o tumbados de lado. También se puede estando los dos de rodillas, pero se hace complicado y algo cansado (pero probadlo, claro🙂
).

Algunas ideas adicionales:

  • Él puede acariciarle los pechos, el clítoris, las nalgas o el ano de mientras. Si está detras puede lamerle los lóbulos de las orejas o la nuca. Y si está delante, besos en labios y cuello;
  • Ella puede acariciarle el glande, tanto si ha entrado por detrás como por delante, pero es más facil en el primer caso. Si ha entrado por delante puede acariciarle las nalgas o el ano. Evidentemente esta postura es más pasiva para ella si él entra por detrás.

Como en todas las posturas o actividades de los previos, la pregunta es cuándo parar e ir a la penetración. Aquí os recomiendo estar atentos al rozamiento: en cuanto sintáis que es un poco excesivo, dejad la postura e ir a la penetración. Y si no, en cuanto ya no podáis más!

Published in: on junio 6, 2011 at 8:53 am  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://sexoparaparejas.wordpress.com/2011/06/06/posturas-thighjob/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: