Posturas – compilación (IV)

Seguimos con la revisión de las posturas que hemos encontrado en Poringa, con esta cuarta entrega en la que comentamos las ventajas y posibilidades de cada postura sexual. Anímate a probar las de hoy!

Sexo para parejas - él de rodillas, ella tumbada boca arriba

Esta primera postura es claramente una postura relajada, propia de previos o de una sesión de texto lento y prolongado. Parece una versión más tranquila de la primera postura que comentamos en la segunda entrega de esta compilación.

Él esta tranquilamente sentado sobre sus pies, y el movimiento de penetración está reducido al movimiento de giro de cadera. Esto, unido a que la penetración no puede ser profunda debido al espacio entre los cuerpos, la convierten en una postura ideal para el caso de penes largos o vaginas estrechas. Sin embargo, al tener ella las piernas separadas el rozamiento no es muy grande, lo que facilita la prolongación de la relación.

Esta tranquila posición le permite a él dedicar más energías a los pechos de ella, como en la imagen, ya sea con la lengua o las manos. También puede echarse más para delante y besarla el cuello o los labios.

Ella está tumbada boca arriba, de una forma bastante pasiva, ya que no puede hacer mucho más que responder a lo que haga él. Puede acariciarle los pezones a él (si le gusta), abrazarle con las piernas…

En resúmen, una postura que podemos mantener durante mucho tiempo, y emplearla como previo a alguna con mayor rozamiento o penetración. Un ejemplo es esta segunda postura:

Sexo para parejas - ella tumbada boca arriba, él haciendo flexiones sobre ella

En principio esta postura es la opuesta de la anterior: requiere de más energías, ya que él se encuentra prácticamente haciendo flexiones, mientras que ella tiene una posición compleja, con las piernas levantadas. Por ello es una postura empleada en un momento de pasión, para acabar en un momento álgido.

Él puede ayudarse con una rodilla, como en la imagen, y con los brazos. Esto hace que él no pueda hacer nada más que penetrar, así que nada de caricias. Ella tampoco tiene acceso a su cuerpo, y está muy limitada en movimientos.

Sin embargo es una postura que permite una penetración muy profunda, con fuertes embates. Esto, como ya hemos comentado, provoca la vibración y el rozamiento en el clítoris, lo que puede aumentar el placer. Por ello es apropiada para penes pequeños o vaginas grandes.

Como hemos comentado en casos similares, ella tiene que esforzarse en tener las piernas relajadas. Si no lo consigue estará empujándole en sentido contrario, dificultando la relación. También comentar que no es prudente practicar esta postura si ella tiene problemas de espalda, por motivos obvios, o que puede ser complicado en casos de sobrepeso.

Published in: on junio 12, 2011 at 5:42 pm  Dejar un comentario  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://sexoparaparejas.wordpress.com/2011/06/12/posturas-compilacion-iv/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: